May 21, 2014 | Posted in: ECONOMIA

 

No es La Habana, Cuba. Es un barrio de Caracas. Es lo que va quedando del país

No es La Habana, Cuba. Es un barrio de Caracas. Es lo que va quedando del país

Una verdadera calamidad lo que está ocurriendo en Venezuela por estos días, aunque, a decir verdad, esto no es ni siquiera el comienzo del desastre. Es una ola que viene acercándose a la costa desde hace rato. Y todo se origina en una cosa que el comandante muerto llamó el Plan Bolívar 2007-2013 y que, ante de irse al Cuartel de la Montaña, le dio continuidad destructiva con otro perol llamado Plan de la Patria, que no es otra cosa que las líneas maestras de cómo los hermanitos criminales del Caribe, acabaron con su isla y su gente.

Ya en este mismo espacio hemos hecho un vuelo rasante sobre lo que va quedando del país, pero faltan algunos sectores clave incluyendo a PDVSA, la empresa que el chavismo agarró entre las más poderosas del mundo y la entregará quebrada y sin recurso humano capacitado. No hay que entrarle a los números puros y duros como sí haría un economista. Basta ver alrededor o sufrir al país, pues no hay escape. Salvo que usted sea un chavista adinerado, no de los del cerro o de las filas ciegas de los colectivos asesinos. Esos no. La gente normal. La que tiene que gastar horas y horas cada día para hacer cola y poder comprar algo para comer o atender las necesidades de la familia, especialmente niños y ancianos. Una cosa denigrante. Hasta los días libres hay que invertirlos en la búsqueda de harina o carne o papel tualet. Eso es socialismo del bueno. Pero esta vez sí le está pegando en las encuestas a Maduro. Va por debajo de 40% en materia de popularidad y va rápido en la rodada. Y casi 70% lo culpa del desastre. ¿Y a quién más? ¿Al imperio? Ya esa tontería cubana no la cree nadie.

Un día cualquiera su perol no arranca. Usted pasa el suiche y sale del interior un ruido como de gato moribundo, como de gato en cocina de restaurante chino.  Y de inmediato no hay más bulla y se apagaron todas las luces interiores. Bueno. Usted acaba de entrar en el tobogán de la  miseria socialista al estilo cubano, más allá del pollo o la harina. Su batería ha muerto. Y no hay baterías. Lo que le viene es bueno y sabroso. Buscar la batería nueva y encontrarla efectivamente le puede llevar entre 15 y 20 días. Eso si hace la búsqueda con paciencia y hablando con todo el mundo. Al final encontrará una más pequeña, tendrá que meterle unos tacos de madera para hacerle cuña a la batería y amarrarla con tape aislante. Es el primer paso para cubanizar su perol. Pero igual con los cauchos, igual con cualquier repuesto. También con el aceite. Esa es la Venezuela que dejó el muerto. Y agravó el hijo a juro.

Todos los días en alguna región del país se quedarán sin luz. Es la norma desde hace años. Y, por esa razón, el gobiernito no podría respaldar con su pobre sistema eléctrico un eventual despegue de la economía con el consiguiente crecimiento industrial y del sector productivo. Los diarios a punto de fallecer por falta de divisas para comprar papel periódico. Las líneas aéreas huyendo por falta de pago de las divisas que los maulas deben desde hace dos años. Ya arrancaron Air Canadá y Alitalia. Otras redujeron sus vuelos y los puestos. Pero hay la posibilidad muy cierta de que en junio o julio Venezuela se quede aislada del mundo. Sin vuelos internacionales, salvo los de las líneas venezolanas o las que son propiedad del gobierno. Ni cemento ni cabillas. Ambos negocios se los apropiaron y los quebraron a punta de corrupción.

Y, como dice Diosdado Cabello, el que manda, todo seguirá igual. No se negocia el Plan de la Patria. No hay reforma ni vuelta atrás en el modelo económico.

Suerte, entonces.

elidesr@gmail.com / Twitter: @ejrl

 

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +2 (from 2 votes)
El exitoso modelo económico venezolano no se reforma, 5.0 out of 5 based on 1 rating

Be the first to comment.

Leave a Reply


You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*