May 28, 2014 | Posted in: ECONOMIA

 

La mendicidad no es extraña en Venezuela. Con la crisis económica aumenta el número de pobres e indigentes

La mendicidad no es extraña en Venezuela. Con la crisis económica aumenta el número de pobres e indigentes

Imposible que el gobierno de Maduro, hijo a juro y por razones de propaganda del difunto Chávez, pueda siquiera pensar en reformular el fracasado modelo que está llevando a Venezuela a la quiebra total. El chavismo morirá tan quebrado como todo el país, pero lo hará. Llegará hasta el final en su empeño de imponer un sistema a la cubana en el país. No revisará nada. No le importa nada.

Varias razones hacen peso para que Maduro y el clan se mantengan en la línea cubana, a pesar de que están muy claros en que están haciendo inviable desde la economía hasta la estabilidad de su propio gobierno. Maduro y el clan están aferrados al legado del comandante muerto que les dejó la misión de llevar a la ruina al país en el menos tiempo posible. Para eso ejecutó parcialmente el Plan Bolívar 2007-2013 y dejó sobre el escritorio, ante de irse al Cuartel de la Montaña, el llamado Plan de la Patria. Ahí está todo lo que está pasando. Control total por parte del gobierno. Instauración del gobierno comunal, desaparición del sector privado, dominio absoluto de los medios de comunicación y asuntos por el estilo. En algunas materias el castrocomunismo ya avanzó lo suficiente como para que se note la ruina, como es el caso de la economía, siempre apoyado en un alto grado de corrupción. Los programa de Chávez, inspirados en la Constitución de Cuba y en los planes de gobierno de Fidel Castro, son una obligación para este clan comunista que está en el poder, independientemente de que estén todos ricos.

No se moverán ni un poquito porque además están ligados a grupos radicales violentos que de alguna forma sustentan al gobierno, tanto o más que la Fuerza Armada legal. Estos grupos de malandros, aunque están vinculados al hampa común, al mercado de drogas, secuestros y robo de vehículos, se disfrazan de comunistas y de colectivos. No podría este gobierno, débil y enredado en su propia trampa, enfrentarse a estos malandros si acaso decidieran enfrentarlos y reducirlos.

Tiene el gobiernito de Maduro serios compromisos con el régimen cubano. Están ligados desde el punto de vista económico y muy penetrados desde al ángulo político. De hecho, es notoria la influencia cubana en Venezuela al punto que en muchos sentidos parece más bien que se gobierna desde Cuba. Cuba romperá esta ligazón cuando esté lista para dejar el comunismo, cosa que está sucediendo a paso lento, pero seguro.

La clave para establecer que el gobiernito de Maduro no rectificará y que, por lo mismo, fracasará de la manera más horrorosa es justamente la negación. Ni Maduro ni su equipo admiten ningún problema. No existen los problemas. Y no se trata de un asunto de propaganda, que podría comprenderse. Es que realmente creen que van por buen camino. Está por ejemplo, lo que dijo Andrés Izarra, ministro de Turismo, sobre el problema de los boletos y la huida de las líneas aéreas por falta de pago del gobiernito. Dijo el experto: El incremento de precio de los boletos internacionales es una ventaja. Así la gente haría más turismo interno. Burrada aparte, es la visión más alejada que pudiera tener un ministro de turismo de su propia gestión exitosa.

El problema de la negación da para otra nota más adelante.

elidesr@gmail.com / Twitter: @ejrl

 

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (5 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +4 (from 4 votes)
Nicolás Maduro aferrado al fracaso  , 5.0 out of 5 based on 5 ratings

Be the first to comment.

Leave a Reply


You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*