June 1, 2014 | Posted in: POLITICA

Fidel es el rey del magt

Fidel es el rey del magnicidio

Recopilación de artículos sobre los tres ases del magnicidio:

Fidel Castro, el rey

Muchos de los intentos de magnicidio fueron ciertos, pero una mayoría simplemente fueron inventos del régimen por cualquier motivo estratégico. Inventó todo un estilo de desviar la atención y justificar enjuiciamientos.

Cómo planear 638 magnicidios

Ana Artigas | Montevideo / ElMundo.es

En 1963, un camarero del Hotel Habana Libre guarda con esmero en el congelador de una nevera una cápsula de botulina para colocar en un batido de chocolate que solía ordenar Fidel Castro. Resultado: cuando llega el momento, el veneno revienta en el refrigerador y cae el plan llamado operación “Lucrecia Borgia”.

Años más tarde, Marita Lorenz, una mujer que había mantenido una relación amorosa durante ocho meses, es fichada por la CIA para contactar al líder cubano, engatusarlo y envenenarlo en una habitación de un hotel. Resultado: Marita no se atreve y tira el veneno en el lavabo.

Años antes, en 1958, un mercenario llamado Aller Robert Nye, agente secreto del FBI, busca infiltrarse en las filas revolucionarias de Castro para matarlo a quemarropa por un puñado de dólares. Resultado: lo investigan y descubren su objetivo y lo expulsan del país.

Estos intentos de asesinato fracasados hacia Fidel Castro son apenas tres de los tantos recogidos en el libro de Fernando Klein: “Objetivo: Fidel Castro” de la Editorial ipunto.

La investigación basada en documentos desclasificados de la CIA entre 1953 y 1973, y en entrevistas con castristas y anti-castristas destaca que ha habido 638 intentos de asesinato contra Fidel Castro ideados por el gobierno estadounidense o grupos cubanos opositores.

Según Klein, todos los presidentes de Estados Unidos a partir de Eisenhower estuvieron involucrados en algún tipo de atentado contra Castro, desde Kennedy hasta Clinton, pasando por Johnson, Nixon, Carter, Reagan, y Bush (padre).

“Hay muchos complots que ya se sabían, lo que no se conocía hasta ahora es que la CIA y el FBI confabularon con la mafia italiana norteamericana, que tenía intereses en Cuba como casinos y hoteles durante el periodo de Batista”, explica el autor.

Entre los gángster contactados por las agencias estadounidenses figuran Sam Giancana, que pertenecía a la banda local de Al Capone; su socio John Rosselli; Santos Trafficante, dueño del Cabaret Sans Souci en Cuba y Tony Varona, quien desde Miami dirigía la organización contrarrevolucionaria Rescate Revolucionario Democrático.

En los años 60, idearon planes como el proyecto ZR Rifle, la operación Patty, la Operación Mangosta, el Plan Liborio en los 60. Un poco más cerca en el tiempo, en 1997, se ejecutó la Operación “Esperanza”, que llevó a unos hombres armados hasta los dientes, dirigirse en yate hacia la Isla Margarita, donde se encontraba Castro en una reunión de mandatarios. Los navegantes no llegaron a la orilla al ser interceptados en Puerto Rico por sospechosos de narcotráfico. Uno de los tripulantes, para defenderse de inmediato confesó que las armas que les habían incautado eran para matar a Castro.

Algunos complots lo que buscaban era que el líder cayera con el deterioro de su imagen. En estas conspiraciones fue que se pensó en drogarlo con LSD antes de una entrevista televisiva o, en otra ocasión, ponerle un polvo de sales de talio en los zapatos para que perdiera su barba y, como Sansón, su fuerza.

Otra nota periodística dice lo siguiente: Con puros envenenados, explosivos, balas de fusil o bellas espías, Fidel Castro ha sido blanco de 640 planes de sus enemigos para matarlo, según su servicio de seguridad.

Las historias sobre los planes de magnicidio se asemejan a filmes de ciencia-ficción y algunos fracasaron “a pocos metros del objetivo”, según una demanda que presentó La Habana en 1999 contra Washington.

Uno de ellos consistió en tratar de matar a Castro con habanos envenenados que le fueron obsequiados en una ocasión a principios de la Revolución, allá por inicios de la década de los años 60 cuando era un fumador empedernido.

El libro “El mérito es estar vivo”, del periodista cubano Luis Báez, que incluye entrevistas con agentes de la CIA, narra casos como aquél en que se trató de envenenar a Castro en 1959 con cápsulas de cianuro en un batido de chocolate que solía tomar en el Hotel Habana Libre. El empleado que iba a colocar la pastilla no se atrevió, a última hora.

Trataron de aprovechar su afición al buceo utilizando un traje de buzo envenenado, pero le acababan de regalar uno nuevo. En su defecto, decidieron emplear “moluscos explosivos” con colores llamativos, pero no encontraron moluscos suficientemente grandes.

La eliminación de Castro fue incluida en un plan de acciones encubiertas de la CIA, aprobado en marzo de 1960 por el presidente Dwight D. Eisenhower, pero la idea de asesinarlo se remonta a 1958.

Según la seguridad cubana, el 28 de diciembre de ese año fue detenido en la Sierra Maestra el agente del FBI Allen Robert Nye, quien dispararía al jefe guerrillero con un fusil Remington calibre 30.06 con mirilla telescópica.

Frank Sturgis, un agente de la CIA que llegó a Cuba en 1958 en una avioneta con armas para el Ejército Rebelde, admitió 19 años después haber elaborado planes para asesinar a Castro entre 1959 y 1960.

Fue Sturgis quien reclutó a Marita Lorenz, una joven alemana ex-amante de Fidel; Cuando llegó hasta él, Castro le preguntó si iba a matarlo, a lo que ella contestó que sí. Entonces Castro le dio una pistola para que lo hiciera, pero ella fue incapaz

En septiembre de 1960 el mafioso Walter Martino -contratado por la CIA- fue detenido en el Parque Central de Nueva York, cuando intentaba colocar una bomba en una tribuna donde el gobernante pronunciaba un discurso.

Un arma oculta en una cámara de televisión -plan elaborado por el agente de la CIA David Atlee- lo tuvo en la mira en Chile, en noviembre de 1971.

Según su seguridad, Castro estuvo en peligro en las Cumbres Iberoamericanas en Colombia (1994), Argentina (1995), Venezuela (1997) y Portugal (1998) y en la última a la que asistió hasta ahora, en Panamá (2000).

Una carga de 20 kilos de C-4 -introducida por un comando anticastrista- habría hecho estallar el Paraninfo de la Universidad de Panamá donde se iba a presentar el líder cubano, pero la operación fue abortada por la seguridad.

Junto a los planes de asesinato se idearon por parte de la CIA otros intentos para afectar a su imagen ante el pueblo, como unos polvos en los zapatos para que se le cayese la barba (que en aquellos años era un símbolo revolucionario) o rociar un estudio de televisión con LSD para que perdiera la compostura mientras hablaba.

Intentos de asesinato a Fidel Castro por el gobierno estadonidense: Eisenhower 38, Kennedy 42, Johnson 72, Nixon 184, Carter 64, Reagan 197, Bush Padre 16 y Clinton 21.

En todo momento, la CIA intentó evitar que se relacionasen directamente al gobierno de EEUU, para evitar conflictos internacionales, por lo que llegó a recurrir a la mafia (una de las grandes perjudicadas del triunfo de la revolución).

Castro dice ostentar el “dudosamente estimulante récord de haber sido blanco u objetivo de planes (para matarlo) más que ningún otro político”. Con ironía en una ocasión dijo ser digno de una medalla de oro: “me han convertido en un campeón olímpico”.

HUGO CHAVEZ (FALLECIDO)

Los 101 presuntos intentos de asesinato

Aunque mucho menos que Fidel Castro, Chávez también acumuló lo suyo, aunque estuvo mucho menos tiempo en el poder.

1999

Julio: Chávez declara que lo quieren matar en Puerto Ordaz (fuente Tal Cual contiene otras referencias más abajo)
Diciembre: Castro advierte a Chávez de plan de magnicidio en contra del militar de Barinas.

2000

Agosto: Se anuncia un complot de militares para asesinar a Chávez.

2001

Junio: Chávez anuncia planes para tratar de asesinarlo en celebraciones de la independencia.

2002

Octubre: Chávez anuncia intento de magnicidio en su contra.

2003

Julio: Chávez anuncia que lo tratan de matar en Los Próceres, Caracas.

Julio: Chávez denuncia que preparan su asesinato en Santo Domingo.

Noviembre: Supuesto caso de magnicidio se “descubre” en Puerto La Cruz, pero los “implicados” son puestos en libertad por falta de pruebas.

2004

Mayo: Chávez anuncia que colombianos de extrema derecha quieren matarlo.

2005

Febrero: Chávez responsabiliza a EU por cualquier atentado en su contra.

Junio: Chávez dice que prepara respuesta a intento de magnicidio.

2006

Octubre: Chávez anuncia que unos meses antes se salvó de un atentado en el Zulia y que Bush tiene un plan para matarlo.

2007

Noviembre: Chávez acusa a CNN de incitar a su asesinato.

Diciembre: Chávez teme por su vida si va a Guatemala.

2008

Septiembre: Chávez teme por su vida en Venezuela.

Octubre: Chávez teme por su vida en El Salvador (cumbre Iberoamericana).

2009

Mayo: Chávez teme por su vida en El Salvador (de nuevo).

Junio: Chávez anuncia que desde Tachira preparan grupos paramilitares para matarlo.

Julio: Diputado oficialista Isea anuncia que se abre nueva investigación de intento de magnicidio en Zulia, Táchira y Mérida. Dice que “la comisión trabaja sin prisa pero sin pausa”.

Agosto: El presidente vuelve a anunciar que la oposición tiene un nuevo plan para asesinarlo.

2010

Enero: Diputado Mario Isea dice que hay nuevos planes de magnicidio.

Noviembre: Hugo Chávez declara que la oposición tiene 100 millones de dólares para matarlo.

Antes de su muerte en 2013, se dijo que el cáncer que lo mató se lo habían inoculado. Por esto pidieron una investigación.

NICOLAS MADURO (13 magnicidios)

Más nuevo en la historia. Hijo de Chávez a juro, ya acumula 13 intentos de magnicidio en poco más de un año de gobierno. Va bien en materia de estadísticas.

El último magnicidio: La dirección política del chavismo hizo nuevas denuncias de planes de “magnicidio” y “golpe de Estado” contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en las que involucró, entre otras, a la exdiputada opositora Maria Corina Machado y el nuevo embajador de EE.UU. en Colombia, Kevin Whitaker.

El alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, dirigente nacional del Partido Socialista (PSUV), presentó como prueba varios correos electrónicos supuestamente enviados por Machado a políticos de oposición como Diego Arria y Henrique Salas Romer y que presuntamente forman parte de una “investigación penal y criminal”.

“Denunciamos (…) que hay un complejo plan dirigido a acabar con la paz de este país que incluye, en primer lugar, el intento de magnicidio (…) de la ultraderecha venezolana para intentar el asesinato del presidente Nicolás Maduro junto con un golpe militar en evolución que afortunadamente se ha desactivado”, afirmó Rodríguez.

Ese magnicidio “promovería el desbordamiento de la violencia y sentaría las bases y la oportunidad para que la injerencia extranjera se impusiera”, añadió Rodríguez en una rueda de prensa acompañado por la dirección del partido, incluido el vicepresidente, Jorge Arreaza, el presidente del Parlamento, Diosdado Cabello, y la primera dama, Cilia Flores.

Castro generó el estilo. Los otros dos segundones simplemente lo copian.

elidesr@gmail.com / Twitter: @ejrl

 

 

 

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +2 (from 2 votes)
Castro, Chávez, Maduro: historias de magnicidios, 5.0 out of 5 based on 1 rating

Be the first to comment.

Leave a Reply


You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*